Food News Latam - El adecuado manejo de los residuos orgánicos e inorgánicos

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

El adecuado manejo de los residuos orgánicos e inorgánicos

Colombia Control Calidad

Para desarrollar este sistema, estudiantes de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) observaron y analizaron cómo se estaba llevando a cabo el manejo de residuos orgánicos e inorgánicos en esta plaza de mercado, con el fin de identificar los procesos que se podrían mejorar. 

Según explica la estudiante Ana María Camargo, los puntos de venta de frutas verduras, cárnicos y restaurantes de la plaza El Cacique es uno de los lugares del municipio que más genera residuos. 

De lunes a viernes la plaza mantiene alrededor de 20 puestos fijos, mientras que los fines de semana –considerados como “días de plaza”– pueden aumentar a 300, pues llegan visitantes de municipios como Zipaquirá, Tenjo, Tabio, Mosquera e incluso de Bogotá, por lo que la cantidad de residuos aumenta de forma considerable.

Actualmente, cuando los productos llegan a la plaza, los primeros residuos generados se depositan en canecas pequeñas, bolsas o costales; de ahí se llevan a canecas de alrededor de 100 litros, ubicadas en los pasillos, que luego se transportan hasta los contenedores.
En este proceso no se separan los residuos y algunas canecas están deterioradas, por lo que se genera derrame de lixiviados con lo cual se incentiva la aparición de vectores como aves o roedores, agrega el estudiante David Andrés Puentes.

La plaza produce residuos inorgánicos que se pueden aprovechar, como cartón, fique, plástico o periódico. Para incentivar la correcta separación y utilización de los desperdicios, los estudiantes de la U.N propusieron un sistema de gestión que incluye mejorar la condición de los objetos de la plaza disponibles para esta labor.
“La principal problemática es que los elementos disponibles no permiten que las actividades de separación se desarrollen de forma correcta”, comentó Édgar Rodríguez Suárez, estudiante de la U.N. Entregar en cada puesto de trabajo una dotación que incluya dos o más canecas les facilitaría a los vendedores separar los residuos según su tipología (orgánicos, inorgánicos, reciclables); también se contempla dotarlos de overoles y guantes para que desarrollen esta tarea de forma segura.

Por otra parte, el contratista interno que maneja el aseo de la plaza se encargaría de llevar los residuos a canecas con mayor capacidad, en las que también se conserve la correcta separación. “De allí, este los llevaría a los contenedores que se dispondrían para que sean aprovechados por diferentes entidades”, detalló la estudiante Daniela Hernández.
Por ejemplo, los recicladores podrían usar los residuos correspondientes, y por su parte la Secretaría de Desarrollo del municipio aprovecharía los residuos orgánicos en los proyectos de granjas de compostaje que se adelantan actualmente. Además de reducir el impacto ambiental, esta práctica le generaría ganancias a la plaza y podría disminuir el costo por aseo.

Este trabajo se adelantó con la participación activa de la comunidad y las entidades involucradas en la plaza de mercado, como la Administración Municipal y la Secretaría de Ambiente. Las problemáticas y propuestas se consultaron y validaron con los trabajadores y administrativos, quienes formaron parte activa de las decisiones tomadas.
Desde hace dos años estudiantes de la U.N. vienen trabajando en plazas municipales con campañas para que las personas sean conscientes de sus problemáticas, se empoderen y generen soluciones.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN

PAN  z CON  

Nuevos Productos

 

Sensient logo
           TextAd Logo
doehler logo  Ingredientes naturales
    
        Hawkins logo
   Logo Wacker
  Krones Logo  Varioline
logo
    Nutralys logo PP
   Logo  Uptaia
       Peptan

              

|