Food News Latam - Plantas y frutas protegen aceros de la corrosión

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Plantas y frutas protegen aceros de la corrosión

Colombia Bioseguridad

Inhibidores de corrosión natural como cilantro, aguacate, artemisa, salvia amarga y bogotana crean placas protectoras sobre el acero que aumentan su vida útil. Los inhibidores tienen una eficacia sobre los aceros de entre el 50 % y el 80 % en casos de corrosión (ataque electroquímico) y oxidación. 

El estudiante Daniel Pineda Hernández, de Ingeniería Física de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, explica que el grado de eficiencia de los productos naturales se ha logrado a partir del estudio en el laboratorio de Física de Plasma de una nueva metodología que crea un recubrimiento sobre los aceros.

“Lo que buscamos es que la industria cuente con inhibidores que no sean contaminantes ni tóxicos”, señala el investigador, quien agrega que, por ejemplo, el deterioro químico del acero inoxidable 304 –que junto con el 316 son los grados más comunes- se evita con el recubrimiento de la salvia amarga.

El aporte resulta esencial en la medida en que los megaproyectos viales y de construcción de edificaciones harán mayor demanda de acero y este sector económico se incrementará. Por ejemplo el Comité Colombiano de Productores de Acero estima que la demanda de acero para concreto este año será del 6 % y aproximadamente 600.000 toneladas serán para proyectos de vivienda subsidiados por el Gobierno.

Proceso de extracción

Para el método con salvia amarga, el investigador tomó las hojas de la planta y las maceró hasta obtener un polvo fino. Después, mediante la técnica extracción de Soxhlet obtuvo el aceite que actúa como placa o inhibidor de corrosión. Una vez obtenido el producto lo puso en un recipiente de teflón junto con la aleación -Acero 304-. Posteriormente, en un equipo de Autoclave -que aumenta la temperatura por acción de una placa calefactora- incrementó la presión interna del acero.

Eficiencia

Para comprobar la eficiencia del procedimiento, el acero recubierto se llevó a pruebas en el Potenciostato Gamry, por medio de espectroscopía de impedancia electroquímica y técnicas potenciodinámicas. Como resultado se obtuvo una resistencia seis veces mayor a la del acero sin recubrimiento del inhibidor.

“La resistencia a la corrosión del Acero 304 sin inhibidor es de 134,4 ohmios (Ω) -unidad de resistencia a la corriente eléctrica-. Con el procedimiento se obtuvo una resistencia de 855,6 Ω, lo cual demuestra que el método es eficiente y plantea la posibilidad de hacer de estas sustancias naturales un producto con proyección comercial”, manifiesta Pineda Hernández. En ese sentido la eficiencia del inhibidor fue de un 84,29 %.

El profesor Belarmino Segura Giraldo, uno de los supervisores del proyecto, destaca que en el laboratorio de la U.N. Sede Manizales se estudian recubrimientos y temas biológicos, en este último se investigan materiales biocompatibles y se realizan estudios de corrosión que se aplican tanto a la industria como a la medicina.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN

PAN  z CON  

Nuevos Productos

 

Sensient logo
           TextAd Logo
    
        Hawkins logo
   Logo Wacker
  Krones Logo  Varioline
logo
    Nutralys logo PP
doehler logo   Ingredientes naturales
   Logo  Uptaia
       Peptan

              

|