Food News Latam - El aceite de palma ha salvado al mundo de un desastre ecológico

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

El aceite de palma ha salvado al mundo de un desastre ecológico

Latinoamérica Bioseguridad

Durante mi reciente visita a India para unirme a la conferencia anual de Globoil, me reuní con delegaciones de alto nivel de Indonesia, Malasia e India; dirigidas por sus respectivos ministros, además, visitamos a agricultores y a organizaciones de base profundamente arraigadas con el sector del aceite de palma. Estas visitas me llevaron a revisar mi comprensión de las realidades, siendo un buen oyente para las partes locales interesadas; Solidaridad podría tomar medidas para llevar nuestras alianzas globales al siguiente nivel.

TIEMPO PARA EL PENSAMIENTO DISRUPTIVO: El ACEITE DE PALMA HA EVITADO LA DEFORESTACIÓN
Imagine un mundo en el que la necesidad de aceite vegetal asequible se cubriera con aceite de colza, soya o girasol de las zonas de clima moderado; o por otra variedad de aceite vegetal menos productiva de los trópicos, como la palmera. Estos cultivos de baja productividad habrían creado un desastre ecológico de un tamaño inimaginable.
“Los datos de productividad revelan que la palma de aceite es el cultivo más eficiente para convertir la energía solar en aceite vegetal”.

De hecho, es 8-10 veces más productivo por hectárea de tierra que otros aceites vegetales. Con menos tierra, los productores de palma de aceite pueden producir significativamente más que sus competidores.

Por supuesto, la producción de aceite de palma ha dañado los paisajes de los bosques, pero al mismo tiempo, ha salvado muchas áreas. Para cultivos alternativos, la toma de tierras habría sido más grande, y la pérdida de biodiversidad y bosques aún mayor.
Un orgulloso agricultor me dijo: "el aceite de palma ha salvado al mundo de un desastre ecológico"; inmediatamente entendí que había algo de verdad en su pensamiento disruptivo. La sabiduría de los agricultores puede ayudarlo a desmitificar la retórica de los activistas de color verde oscuro y el pensamiento dominante, que considera al aceite de palma como el principal impulsor de la deforestación.

TIEMPO PARA CONSTRUIR ASOCIACIONES MÁS FUERTES: MARCOS NACIONALES A LA CABEZA
La razón principal de mi viaje a Mumbai fue marcar el siguiente paso para profundizar la cooperación entre los gobiernos de Indonesia y Malasia, -como los principales productores-, y el sector de palma de aceite indio, -como un cliente importante-, en la promoción de la producción de aceite de palma sostenible y comercio entre sus mercados.
La firma de un ambicioso Memorando de Entendimiento (MoU) llevará esta cooperación al siguiente nivel. El MoU busca promover la producción y el consumo sostenible en Malasia e India utilizando estándares nacionales. Es un movimiento que Solidaridad aprecia y busca apoyar, ya que hace de la sostenibilidad una agenda de propiedad local en lugar de algo que, en el pasado, ha sido percibido como una "agenda occidental".

Marcos nacionales como el Aceite de Palma Sostenible de Indonesia (ISPO), el Aceite de Palma Sostenible de Malasia (MSPO) y el marco de Sostenibilidad de Aceite de Palma indio (IPOS), han sido ignorados por mucho tiempo e incluso se les ha negado una voz, por la comunidad internacional. Sin embargo, estos marcos nacionales, tienen el potencial de traer velocidad y escala al proceso de transformación para una economía de aceite de palma más sostenible al elevar el piso, en lugar de subir el listón.

“Trabajar juntos es más inclusivo e involucra incluso a aquellos pequeños agricultores independientes cuyo suministro no está vinculado a las empresas occidentales que demandan aceite de palma certificado”
Además, ubica la responsabilidad donde pertenece, con los gobiernos que operan desde sus mandatos democráticos. He sido testigo de que las organizaciones de productores y del sector están presionando a los gobiernos, a diferentes niveles, para ofrecer "buen gobierno", haciendo lo correcto en el momento adecuado. Las organizaciones especializadas en sostenibilidad global como Solidaridad necesitan comprometerse y apoyar estas iniciativas para ser aún más efectivas.

ES HORA DE SUPERAR LA POLARIZACIÓN: LA PROHIBICIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA (UE) HA HECHO MUCHO DAÑO

Las campañas de Greenpeace que impiden que el cargamento de aceite de palma llegue a los puertos europeos, y presionan a las instituciones de la UE para que prohíban el aceite de palma para biocombustibles, han hecho mucho daño a la reputación del cultivo y a las relaciones entre Europa y Asia. En mi opinión, la polarización este-oeste no traerá ninguna solución, ni esfuerzos conjuntos.

En realidad, la resolución de la UE de prohibir el aceite de palma para biodiésel en 2030 es un ejemplo del lavado ecológico de la política. Las realidades del mercado son más importantes para comprender el mundo real. La realidad del mercado es que Europa ha establecido objetivos ambiciosos para la electrificación del tráfico. 2020 será el año en que se introduzca un amplio espectro de automóviles eléctricos; moviendo la electrificación de nicho a corriente principal; este proceso eliminará gradualmente los motores de gasolina y diesel y, en consecuencia, el biodiésel. En otras palabras, la prohibición de la UE respecto al aceite de palma para 2030 no es relevante y, por esta razón, hubo un apoyo mayoritario; el biodiésel se eliminará, en cualquier caso.

“La electrificación es el juego ganador y por buenas razones; ciudades más limpias y menores emisiones de carbono”

Así que les aconsejé a nuestros socios asiáticos que no jugaran el juego perdedor, vinculando el aceite de palma con la antigua economía de los combustibles fósiles. El aceite de palma es un producto a base de plantas y por esta razón, claramente merece un lugar en la nueva economía, moviéndose hacia alimentos basados en plantas y mostrando crecimiento en productos de lujo como champús y cosméticos. Cuando estás en el rincón equivocado, sufrirás, y cambiar la narración será costoso.

TIEMPO DE MATICES: ENFRENTARSE AL MARKETING FALSO
Después de mi regreso a casa, mientras hacía mis compras de sábado por la mañana, vi un nuevo artículo en los estantes de mi supermercado; una nueva margarina con un mensaje fuerte y provocativo: "Coma plantas, no palma por favor", el comienzo de una nueva fase en la marca política de los productos. Los llamados productos "sin aceite de palma" ya son bien conocidos en el mercado. El siguiente paso resulta ser una marca aún más proactiva de " anti-aceite de palma"; en el empaque de moda, hay un sticker "sin palma" y las declaraciones de "esparce tu sándwich sin aceite de palma" subrayan el mensaje central. La manteca de karité de la sabana es el ingrediente de marca, mientras que, de hecho, la mayor parte del componente de aceite vegetal es el aceite de girasol de fuentes europeas.

El eslogan: "Comer plantas, no palma" es una contradicción. El aceite de palma proviene del fruto de una planta, llamada palma aceitera. Esta estrategia de marketing puede ayudar a la introducción de un nuevo producto en un mercado sobrealimentado, pero, que, en esencia, funciona contra millones de agricultores que intentan escapar de la pobreza. No solo en Asia, sino también los agricultores de la región de los Andes que han cambiado los cultivos de café a cultivos de palma en un intento de escapar de los precios persistentemente bajos del café, o los agricultores de África occidental que experimentan bajos rendimientos en el cultivo de cacao

TRES BIOMAS MUNDIALES DE IMPORTANCIA EMINENTE PARA SALVAR EL PLANETA
La historia muestra que, desafortunadamente, la deforestación era un proceso habitual y parte de la práctica del desarrollo en todos los países. Europa continental experimentó deforestación antes de los años 1500; la deforestación en América del Norte tuvo lugar principalmente en el período 1620-1920 y en las regiones (semi) tropicales de África, América Latina y Asia, la deforestación ha aumentado desde la década de 1980, en nombre del desarrollo y en respuesta al crecimiento de la población.

La urbanización, la infraestructura, el desarrollo de áreas de pastoreo y el cultivo de caña de azúcar, soya y palma se consideran las principales causas de la deforestación global. Después de siglos de deforestación generalizada, la población mundial se enfrenta a una situación crítica a la que solo le quedan tres biomas: el Amazonas, la cuenca del Congo y el bosque tropical del archipiélago asiático. Estas tres áreas de bosque restantes se definen como los pulmones del mundo y son los estabilizadores del clima global. Si perdemos estas funciones vitales, el clima del mundo será destruido, quizás creando daños irreversibles.

Desde una perspectiva regional, la preservación de los bosques puede verse como una oportunidad perdida, "simplemente haciendo lo mismo que ya se ha hecho en otros lugares". Desde una perspectiva global, la pérdida de los últimos tres biomas sería irresponsable y nos afectaría a todos.

Este dilema solo puede resolverse mediante pagos de la comunidad internacional por los servicios ecológicos prestados por los últimos biomas raros y / o el desarrollo de sistemas agroforestales creando un nuevo caso de negocios, generando empleos verdes, mientras se mantiene el bosque. Sin este tipo de solución, la presión sobre los bosques continuará a pesar de todos los esfuerzos realizados.

“Los productores de aceite de palma pueden ser parte de la solución para salvar los bosques: pueden actuar como custodios y salvaguardar estos preciosos entornos. Como comunidad internacional, tendremos que recompensar a los productores por estos esfuerzos”.

Por: Nico Roozen, presidente honorario de Red Solidaria

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

kiwienzyme logo 

Agropur Logo

Beneo logo Hawkins logo

 Sensient logo 

doehler logo     Logo

 

  

|