Food News Latam - La U.N capacita a líderes para frenar exceso de químicos en tomate

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

La U.N capacita a líderes para frenar exceso de químicos en tomate

Colombia Control Calidad

Con la formación de extensionistas comunitarios, la Facultad de Ciencias Agrarias apuesta, máximo en un año, para que al menos un centenar de productores de tomate dejen de lado el uso de agroquímicos de alta toxicidad en el municipio de Fómeque. El proyecto de la U.N busca que 100, de los 800 productores de tomate de esta zona de Cundinamarca, pongan en marcha prácticas a través de las cuales se logre la inocuidad de este producto, con el abandono de los agroquímicos banda roja (categoría 1) y banda amarrilla (categoría 2A), los de mayor carga de toxicidad.

 

Según el docente de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional, Heliodoro Argüello, en algunos casos se han encontrado, a través del análisis de residuos de pesticidas en tomate, moléculas de hasta 100 y 200 veces por encima de los normales en alimentos.

En efecto, evaluaciones sobre este tipo de cultivos demuestran que algunos productores, por el afán de atacar las larvas del ‘pasador del tomate’, una polilla que deja sus huevos en el cultivo, no solo se están excediendo en las cantidades de este tipo de larvicidas, también en la frecuencia de aplicación.

Para contrarrestar esta situación se han desarrollado tres estrategias. La primera de ellas es la formación de extensionistas (agricultores locales), que por su curiosidad frente a los avances tecnológicos del agro y receptividad cuentan con el liderazgo para apostarle a buenas prácticas agrícolas.

Un total de ocho líderes locales trabajan de la mano con los investigadores de la U.N. y productores en el mismo número de veredas tomateras no solo de Fómeque, también de Choachí y Ubaque. El espíritu de formación es que ellos se conviertan en una alternativa para garantizar la asistencia técnica, sin esperar que el Estado brinde esta ayuda.

Cuatro competencias clave se están interiorizando en esos ocho extensionistas comunitarios locales: la interpretación de análisis de suelos y aguas, con las recomendaciones correspondientes; la segunda, que tengan la experticia para hacer un diagnóstico de plagas y enfermedades, y reportarlo a los centros de desarrollo tecnológico; los aspectos relevantes para el manejo de la poscosecha, y la última, el emprendimiento para que sepan liderar y formular proyectos de agronegocios.

Una segunda estrategia científica, tiende a desarrollar, de manera participativa con los propios productores, investigaciones para hacer evidente que no se requieren tantos pesticidas ni en tantas cantidades para controlar los problemas de plagas de los cultivos.

Según el profesor, en el caso de los ataques de hongos, si no se controlan con rapidez pueden arrasar con un cultivo, lo ideal es hacer un control biológico con microorganismos y, si no es posible, “aplicar agroquímicos de moderada a baja toxicidad, conocidos en el mercado como banda azul y banda verde”, explica.

La tercera estrategia es compartir conocimientos, para que exista un conocimiento complementario.

Además de que los 100 productores de tomate de Fómeque dejen los agroquímicos tipo 1 y 2A, otro de los alcances para mayo de 2017 es manejar con éxito el pasador del tomate, haciendo uso de trampas para prescindir de sustancias de control.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

BetaVia
     Exberry logo PP
  image002Beneo logo
   Logo BC30Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|