Food News Latam - Limpieza en húmedo rápida y profunda de los transportadores de alimentos

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Limpieza en húmedo rápida y profunda de los transportadores de alimentos

Control Calidad Estados Unidos

Para cumplir con los cada vez más estrictos estándares de conformidad, tales como la Ley de Modernización de la Inocuidad Alimentaria (FSMA) y la Iniciativa Global para la Seguridad Alimentaria (GFSI), las empresas procesadoras de alimentos ahora realizan pruebas de ATP para monitorear el crecimiento de bacterias en las superficies de los equipos.

Aunado a esto se encuentra la necesidad de minimizar la contaminación cruzada de productos o ingredientes con alérgenos luego de un cambio de producción. Asimismo, más empresas procesadoras se están dando cuenta de que los métodos tradicionales y engorrosos para la limpieza de los equipos transportadores pueden no cumplir con los rigurosos requisitos de conformidad de hoy en día.

Cuando los transportadores convencionales necesitan ser desmontados, limpiados y montados nuevamente para poder alcanzar todas las superficies internas expuestas, los tiempos de inactividad pueden extenderse por días. De resultar oneroso, algunas empresas procesadoras dedican cintas transportadoras separadas a productos específicos, lo cual incrementa el costo de capital de los equipos, de la mano de obra y el espacio de producción requerido.

Como alternativa para agilizar el proceso, un gran número de empresas procesadoras de alimentos han recurrido a los sistemas de transporte de arrastre tubular, los cuales mueven el producto cuidadosamente a través de un tubo sellado, utilizando un cable de arrastre y unos discos circulares transportados en bucle; algo ideal para los productos delicados. Debido a que los transportadores tubulares son cerrados, es posible llenar con agua, enjuagar, higienizar y desinfectar a estos sistemas de manera rápida y efectiva, sin necesidad de desmontarlos. Este es un proceso conocido como “limpieza en húmedo”.

Este método de “limpieza en húmedo” mejora significativamente el cumplimiento de las normas sanitarias y la fiabilidad del sistema para una gran variedad de tipos de alimentos, tales como frutos secos, frutas y vegetales congelados, granos, cereales y sopas instantáneas. De hecho, esta técnica elimina por completo a cualquier posible alérgeno como los frutos secos o el gluten de los equipos transportadores.

Ya que es posible lograr una limpieza completa y profunda sin necesidad de desmontar el sistema, el proceso solo toma entre 20 y 90 minutos.

“Estábamos apuntando proactivamente a cumplir con las normas de conformidad más estrictas a la vez que aumentábamos la velocidad de empaquetado. Nuestro anterior sistema de transporte neumático no estaba a la altura. Encontramos una solución en un sistema de transporte tubular capaz de proporcionar un transporte extremadamente fiable y una limpieza automatizada del sistema sin tener que desmontarlo”, dice Mark Koreis, Superintendente de Procesamiento/Empaquetado, en la planta de Moses Lake, Washington, de National Frozen Foods Corp., un procesador nacional de verduras congeladas.

La planta de Moses Lake transportaba anteriormente guisantes congelados, maíz, habas de lima, zanahorias cortadas en cubos y legumbres utilizando un transportador neumático para trasladar el producto a las zonas de empaquetado a granel. Sin embargo, esto no era lo ideal para su aplicación.
“Nuestro anterior sistema de transporte neumático generaba mucho calor, lo que no es bueno para el producto congelado, así que tuvimos que inyectar aire frío en el sistema", dice Koreis. "Además, el saneamiento del sistema planteaba dificultades”.
Según Koreis, el proceso de limpieza era ineficaz y provocaba algunos tiempos de inactividad. Como resultado, el sistema se limitaba normalmente a transportar no más de 8 a 10 toneladas de producto por hora.

Para resolver el problema, la planta sustituyó el sistema de transporte neumático por un sistema de transporte tubular por cable con capacidad de limpieza húmeda automatizada de Cablevey Conveyors. El fabricante de transportadores con sede en Oskaloosa, Iowa, ha diseñado, concebido y reparado transportadores tubulares de cable y de disco por 50 años en más de 66 países. Sus transportadores son utilizados para productos como frutos secos, cereales, refrigerios, frijoles, semillas y café. Los sistemas pueden transportar hasta 56.000 litros por hora de materiales con diferentes distribuciones, gracias a sus múltiples entradas y salidas.

El proceso de limpieza en húmedo de los transportadores higieniza los tubos internamente en varios pasos, comenzando con un enjuague con agua, seguido de un agente espumante, un enjuague desinfectante y un enjuague con agua final. Una vez el sistema ha sido completamente higienizado, el proceso de secado es logrado por medio de la colocación de toallas de uretano en los discos del transportador tubular, que “actúan como escurridores” para remover el agua restante.

Para la aplicación de la planta de procesamiento de alimentos congelados de Moses Lake, se instaló un sistema de transporte tubular de seis pulgadas de diámetro y de aproximadamente cien pies de largo para enviar el producto a ser empacado en cajas o contenedores para su envío. Para automatizar el proceso de limpieza, Cablevey ayudó a integrar el transportador con el sistema de control distribuido de la planta.

“Al automatizar la limpieza, el sistema Cablevey es esencialmente autolimpiante,” dice Koreis.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

CPKelco logo
Oterra
AllandRobert logo
            DSM Logo
             IAE
BetaVia
     Exberry logo PP
  image002  Beneo logo
   Logo BC30  Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|