Food News Latam - Efectos de la sal en los Riñones, Arterias, Corazón y Cerebro

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Efectos de la sal en los Riñones, Arterias, Corazón y Cerebro

Ingredientes Europa

La sal trabaja en los riñones para que el organismo retenga más agua. La acumulación de agua aumenta la presión arterial y presiona los riñones, las arterias, el corazón y el cerebro. 

sal.jpg

Natalia Olivares Licenciada en Nutrición desde Madrid, España nos cuenta con más detalles como es el efecto de la sal en el cuerpo.

Riñones
El organismo elimina el lí­quido no necesario mediante el filtrado de la sangre a través de los riñones. Allá­, cualquier exceso de líquido se expulsa y se lleva a la vejiga para ser eliminado a través 
de la orina.
Para ello, los riñones mediante la ósmosis sacan el exceso de agua de la sangre. Este proceso utiliza un delicado equilibrio de sodio y potasio para transportar el agua a través de una pared de 
células desde el torrente sanguíneo hasta el canal colector que conduce a la vejiga.
Comer sal eleva la cantidad de sodio en la sangre y destruye ese delicado equilibrio, lo que reduce la capacidad de los riñones para eliminar el agua. El resultado es una mayor presión arterial debido al exceso de fluido y a la tensión adicional en los delicados vasos sanguí­neos que conducen a los riñones.
Con el tiempo, este esfuerzo adicional puede dañar los riñones – se conoce como enfermedad renal. Esto reduce su capacidad para filtrar los desechos tóxicos no deseados, que se empiezan a acumular en el cuerpo.

Si la enfermedad renal no se trata y la presión arterial no se reduce, el daño puede conducir a insuficiencia renal. Los riñones ya no serán capaces de filtrar la sangre y el cuerpo lentamente se 
intoxicará con sus propios desechos tóxicos. Cuando se tiene la presión arterial alta y se trata con medicamentos diuréticos, los riñones eliminan más líquido del torrente sanguíneo. Debido a que el sodio en la sal contrarresta este efecto, la reducción de su consumo de sal hará que los medicamentos para la presión arterial sean más eficaces.

Arterias
La elevada presión sanguínea causada por ingerir demasiada sal ejerce una tensión adicional en el interior de las arterias.
Para hacer frente a esta tensión, los pequeños músculos de las paredes de las arterias se vuelven más fuertes y gruesos. Esto implica que el espacio interior de las arterias se reduce y hace más 
pequeño, haciendo que el incremento de la presión arterial sea aún más elevado.

Este ciclo de aumento de la presión arterial (que se produce lentamente a lo largo de los años) puede, en última instancia, provocar la ruptura de las arterias, o que se estrechen tanto que 
lleguen a obstruirse por completo.
Cuando esto sucede, los órganos del cuerpo que estaban recibiendo la sangre de las arterias se ven privados del oxígeno y los nutrientes que necesitan. Esto puede dañar los órganos con un 
desenlace fatal.

Corazón
La presión arterial alta provocada por una excesiva ingesta de sal puede dañar las arterias que conducen al corazón. Al principio, puede causar una ligera reducción de la cantidad de sangre que llega al corazón, pudiendo provocar angina de pecho (dolor agudo en el pecho al estar activo).

Con esta condición las células en el corazón no funcionan de la forma que deberían hacerlo debido a que no están recibiendo suficiente oxígeno y nutrientes. No obstante, la reducción de la presión arterial puede ayudar a aliviar algunos de los problemas y reducir el riesgo de un daño mayor.
Si no se reduce el exceso de ingesta de sal, con el tiempo, el daño causado por la presión extra de sangre puede llegar a ser tan grave que las arterias estallan o se obstruyen completamente.

Si esto sucede, la parte del corazón que estaba recibiendo la sangre ya no recibe el oxígeno y los nutrientes que necesita y muere. El resultado es un ataque al corazón.
La mejor manera de prevenir un ataque al corazón es evitar que las arterias se dañen. Y una de las mejores maneras de hacerlo es mantener la presión arterial baja y consumir menos sal.
Cerebro. 

La presión arterial alta provocada por una excesiva ingesta de sal puede dañar las arterias que van al cerebro. Al principio, puede causar una ligera reducción de la cantidad de sangre que llega al cerebro. Esto puede conducir a la demencia (conocido como demencia vascular).

Con esta condición, las células del cerebro no funcionan como deberían debido a que no están recibiendo suficiente oxígeno y nutrientes. Sin embargo, la reducción de la presión arterial puede 
ayudar a aliviar algunos de los problemas y reducir el riesgo de un daño mayor.

Si se mantiene una ingesta elevada de sal, con el tiempo, el daño causado por la elevada presión de la sangre puede llegar a ser tan grave que las arterias estallan o se obstruyen completamente.
Si esto sucede, entonces la parte del cerebro que estaba recibiendo la sangre ya no recibe ni el oxígeno ni los nutrientes que necesita y muere. El resultado es un derrame cerebral con pérdida de la capacidad para hacer las cosas que una parte del cerebro soló controlar. 

La mejor manera de prevenir un derrame cerebral es evitar el daño arterial. Y una de las mejores maneras de hacerlo es mantener baja la presión arterial por reducir la ingesta de sal.

Informó para Food News Latam, Natalia Olivares (Licenciada en Nutrición) desde Madrid, España.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

BetaVia
     Exberry logo PP
  image002Beneo logo
   Logo BC30Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|