Food News Latam - Centros de crías: eslabón clave para la provisión de pollitos

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Centros de crías: eslabón clave para la provisión de pollitos

Argentina Cárnicos Control Calidad

INTA AMBA acompaña al Programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA) en esta iniciativa. Las aves se entregan a las granjas familiares, comunitarias, institucionales. En el Área Metropolitana hay 24 centros de cría gestionados por instituciones, familias y grupos de productores. Los responsables de la cría aportan gastos de energía y el trabajo, y como contrapartida reciben el 20 por ciento de las aves criadas.


La zona de influencia del INTA AMBA posee 24 centros de cría de aves distribuidos en el área que abarcan las ocho agencias de extensión rural de la Estación Experimental Agropecuaria. “Las aves que se entregan en el AMBA a granjas familiares, comunitarias, institucionales son recriadas hasta los 30 días de edad en los Centros de Cría, distribuidos en toda el área de incumbencia del programa Prohuerta (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA) de la Estación Experimental Agropecuaria AMBA, como apoyo a emprendimientos productivos gestionados por instituciones, familias o grupos de productores que asumen responsabilidades en base a un acuerdo establecido con el programa, el cual le provee pollitos de un día de vida de genética INTA, alimento balanceado, la sanidad y el acompañamiento técnico”, explica Pablo Barbano, médico veterinario de la agencia Luján del INTA AMBA.

“Estos centros –agrega Barbano– permiten una crianza más eficiente donde están contempladas las vacunaciones obligatorias, el seguimiento profesional por los médicos veterinarios disminuyendo la mortandad en esta etapa, además de cumplir un muy importante rol de centinela sanitario gracias al sólido accionar de la red conformada entre criadores y técnicos de territorio.”

Se les provee junto con los pollitos de genética INTA, alimento balanceado y medicación. Funcionan tanto en emprendimientos productivos, ONG, escuelas agropecuarias y centros de multiplicación reconvertidos en 2018. El médico veterinario de la agencia Luján del INTA detalla que “los productores familiares y/o promotores que efectúan la crianza en sus domicilios reciben como retribución por la cría el 20 por ciento de los animales que quedan luego de las cuatro semanas: vacunados, desparasitados y con la alimentación cubierta durante dicho mes”.Así con esta modalidad los avicultores se quedan con un número interesante de aves para iniciar una producción y generar ingresos en la economía familiar.

Los objetivos de estos lugares se resumen en: generar un espacio abierto a la creación de micro emprendimientos productivos para la autogestión de recursos a partir de excedentes de la huerta y la granja, proponiendo el asociativismo como metodología de trabajo a pequeña y mediana escala; y cuidar la genética de aves de postura Negra y Rubia INTA que son muy buscada por los productores de aves agroecológicos (sistemas productivos sustentables / aves libres de jaula).

Se suma a esta lista: cumplir un rol activo dentro de la vigilancia epidemiológica de enfermedades relacionadas con componente de aves; y disminuir la mortandad de los primeros días de vida, debidas a errores de manejo.

El médico veterinario puntualiza que la creación de estos centros de cría surgen:“Dado que el AMBA, en la complejidad del territorio, es parte de la región donde la avicultura industrial cuenta con una alta densidad de granjas intensivas, desde el 2004, la coordinación del Programa Prohuerta AMBA (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación / INTA), atendiendo a las sugerencias de SENASA y de las cámaras productoras así como también a la coordinación nacional del componente aves de Prohuerta instala una operatoria de funcionamiento única en el país”.

“Esta modalidad –agrega el profesional– consta en criarlas hasta los treinta días, en vez de entregar aves con un día de vida como en el resto del país, con el plan sanitario completo hasta esa etapa de crianza, propuesto por SENASA, que incluye la vacunación obligatoria de enfermedad de Marek, dos dosis de enfermedad de New Castle, Gumboro, y Bronquitis Infecciosa propiciando a su vez la nutrición adecuada en esta etapa, donde los requerimientos que tienen los animales condicionan de plano el futuro desarrollo productivo de las mismas.”

Metodología de trabajo

Para lograr óptimos resultados los técnicos tienen una detallada metodología de trabajo para el abordaje territorial que consta en que las aves se entreguen a quienes estén en vinculación con el programa y que, preferentemente, posean gallinero y huerta así como formación previa.

Las capacitaciones teóricas y prácticas a los promotores están vinculadas con la multiplicación. En este marco se brinda asistencia técnica, seguimiento sanitario a centros de multiplicación y de cría así como asesoramiento integral a técnicos y responsables de centros.

Finalmente se realiza la formulación/evaluación y seguimiento de proyectos productivos.

Genética INTA

“Párrafo aparte merecen este tipo de aves altamente requeridas por productores agroecológicos desarrollada hace más de treinta años en el INTA Pergamino por el Ing. Agr. Manuel F. Bonino quien originó los trabajos de cruzamientos genéticos que luego continuaría la Dra. Zulma Canet, actualmente Coordinadora Nacional del Programa ProHuerta Granja Aves”, recuerda el especialista.

Barbano indica: “La base de estudio fue la observación, mediante selección de genes ligados al sexo, de ciertas razas puras, Rhode Island Red, Rhode Island White y Plymouth Rock Barrada. Poseían algunos genes muy útiles que facilitaban la distinción de sexo de los pollitos a un día de edad, líneas auto sexantes”.

La Sección Avícola de la Estación Experimental Agropecuaria Pergamino del INTA ha seleccionado y reproducido diversas líneas de aves para postura: “Así el apareamiento de machos Rhode Island colorado con hembras Plymouth Rock Barrada da como origen que los pollitos machos al nacer tengan el plumón negro con manchas amarillas en la cabeza, y las hembritas sean totalmente negras ‘Negra INTA’”.

En cambio si el cruzamiento se realiza entre machos Rhode Island colorado y hembras Rhode Island Blanca, al nacer la hembrita tendrá el plumón dorado "Rubia INTA" y el machito blanco: “Este cruzamiento de razas puras da origen al hibrido con características superiores a su línea progenitora en cuanto a rusticidad, postura y resistencia al medio ambiente productivo”, desarrolla Pablo Barbano.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

BetaVia
     Exberry logo PP
  image002Beneo logo
   Logo BC30Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|