Food News Latam - Recomendaciones nutricionales para un fin de año saludable

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Recomendaciones nutricionales para un fin de año saludable

Colombia Control Calidad

Consumir leche y sus derivados, incluir leguminosas como fríjol o lentejas, ingerir frutos secos (maní, nueces o almendras), dosificar la carne de manera equilibrada, tomar mucha agua y desinfectar las manos antes de manipular los alimentos, son algunas de las recomendaciones clave para mantenerse saludable en medio de la pandemia.


El profesor Jhon Jairo Bejarano, del Departamento de Nutrición Humana de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), señala que “no es que la carne haga daño, pero el cuerpo no necesita tanto aporte de proteína, de energía, especialmente ahora cuando todavía estamos en un periodo de inactividad física, sedentarios, debido a las restricciones por la pandemia de COVID-19”.

Por eso, una de sus principales recomendaciones es determinar la porción de carne roja o blanca, utilizando por ejemplo el tamaño de la palma de la mano, sin contar los dedos.

El experto recuerda que “la comida y las porciones suelen estar asociados con la generosidad y el cariño, lo cual es incorrecto. Sin embargo, como se trata de un tema cultural y seguramente las porciones de pavo, pollo o muchacho relleno, entre otros, van a ser generosas, una forma de contrarrestar todo este aporte calórico es complementando con porciones de vegetales mixtos y de postres de frutas. Los consumidores deben ser conscientes de que los alimentos son saludables según la cantidad”.

Con respecto a los frutos secos señala que estos ayudan a saciar el hambre y a calmar la ansiedad. Si se consumen antes de la cena navideña y de fin de año seguramente habrá sensación de saciedad y se ingerirán menos porciones de carnes, panes o dulces.

Evitar intoxicaciones alimentarias

Aunque entre los efectos económicos provocados por la pandemia está el aumento de oferta de alimentos preparados por redes sociales y otras plataformas, en los hogares no se debe perder de vista que la elaboración de productos para consumo humano debe cumplir con una normativa.

Por ejemplo, se debe tener en cuenta cuáles son las normas para manipular alimentos, conservar las materias primas y el producto terminado, las condiciones de conservación de la cadena de frío, de calor o de transporte, porque si estas no se respetan puede ser riesgoso.

El profesor Bejarano destaca que si el consumidor desconoce quién los prepara, dónde los hace o cómo se manipulan, se encuentra expuesto a adquirir alguna enfermedad transmitida por alimentos (ETA), como la salmonella, Escherichia coli, listeria, norovirus o hepatitis A.

“Es importante recordar que por estas fechas llegan a urgencias varios casos de intoxicaciones alimentarias, con el agravante este año de que a los ciudadanos nos están pidiendo mantener despejados estos servicios de los hospitales por el incremento de los casos de contagio por COVID-19”.

Etiquetado de alimentos

Para el experto, “otro aspecto importante que hace la diferencia entre un producto elaborado bajo las normativas y uno que no, es que el primero incluye información sobre cuántas calorías o grasa tiene el producto, mientras que aquellos que se comercializan de manera ‘empírica’ o por plataformas virtuales no tienen esa información y el consumidor desconoce cuántos y qué tipo de nutrientes está ingiriendo”.

En ese sentido, recuerda que el etiquetado americano, que es el que se encuentra en los productos que se comercializan en Colombia, incluye las siguientes características:

1. Porción o cuántas porciones. Ya están determinadas por grupos de edad.

2. Calorías y calorías aportadas por grasa. Cuando el número de calorías por grasa es muy alto se debe estar alerta.

3.Grasas trans, deben estar en cero, pues están prohibidas.

El profesor Bejarano recuerda que los colombianos deben esperar hasta 2022 para contar con el etiquetado frontal que le indicará al consumidor información como alto en grasa o en sal; “por ahora debemos seguir revisando la etiqueta americana que no es pedagógica”.

Por último, se refiere a la necesidad de hacer compras responsables a la hora de aprovisionarse de alimentos, pues no solo se trata de comer bien y saludable sino de hacerlo de manera sostenible, evitando la pérdida y el desperdicio de alimentos.

 

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

BetaVia
     Exberry logo PP
  image002Beneo logo
   Logo BC30Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|