Food News Latam - La fruta que le cambió la vida al agricultor en Sullana

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

La fruta que le cambió la vida al agricultor en Sullana

Agricultura Perú

La fruta que le cambió la vida al agricultor en Sullana. Perú se ha convertido en el segundo exportador de banano orgánico a escala mundial, después de la República Dominicana, y gran parte de ello se lo debe a más de 7,000 hectáreas de tierra fértil del valle del Chira, de la provincia piurana de Sullana.

Hasta hace algunos años, Laureano Calderón se dedicaba a la siembra de algodón y con la poca ganancia que le generaba su cosecha apenas podía alimentar a sus cinco pequeños hijos, hasta que –con muchas dudas– optó por el cultivo banano orgánico, y hoy es uno de los 6,500 pequeños productores que lo exportan a exigentes mercados en el mundo.

Y es que el cultivar banano orgánico le cambió la vida. La preocupación de “Lau”, como lo llaman sus amigos, ya no pasa por buscar un trabajo adicional en alguna parcela cercana para llevar a casa comida, sino que, gracias a la rentabilidad de sus cultivos, se ha centrado en cómo hacer profesionales a sus hijos en un futuro cercano, cuando terminen su secundaria.

“Hace más de una década nosotros teníamos una idea un poco imprecisa de lo que era el mundo de la exportación, el banano se cultivaba de manera convencional pero se organizó a los productores a partir de una asociación, y surgieron grandes ideas. Logramos exportar directamente. La vida de la población cambió. Antes dependíamos y buscábamos trabajos en otro lado, pero a partir de ese momento se tuvo trabajo en la zona”, señala Laureano, mientras muestra orgulloso una “cabeza” de banano, esa fruta que cambió la vida de muchos agricultores de Sullana.
7 mil hectáreas

En la actualidad existen 47 asociaciones de pequeños agricultores de banano, que cultivan 7,000 hectáreas con este fruto en el valle del Chira, generando aproximadamente 70,000 puestos de trabajos directos e indirectos en toda la cadena productiva. La conversión a este tipo de cultivo se inició hace 15 años y la tendencia es a expandirse.

“Antes sembrábamos algodón y arroz, pero por problemas de plagas ya no fue rentable ese cultivo, de ahí en adelante empezamos a probar con el banano orgánico y con el auge del mundo de la exportación, todos ganamos y para qué, la inversión que se hace en el banano compensa los precios con los que se venden. Actualmente estamos en un alza de producción, estamos en niveles que para nosotros eran inalcanzables, vamos llegando a más de veinte contenedores semanales en épocas de alta producción y estimamos llegar a 25 y con una calidad muy bien aceptada por los clientes. Ellos (los clientes) nos visitan constantemente y son de Estados Unidos, Alemania, Suecia y Canadá”, señala el agricultor, quien pertenece a la Asociación de Pequeños Productores de Banano Orgánico Samán (Appbosa), la cual además genera 240 empleos directos para obreros de la zona.
Piura y la Unión Europea

Las relaciones políticas entre la Unión Europea y Perú a través de las agroexportaciones orgánicas se orientan a dar prioridad al diálogo en temas y desafíos globales como asuntos macroeconómicos y financieros, derechos humanos, medio ambiente, cambio climático, tecnología, migración, lucha contra las drogas y delitos conexos

Para la Unión Europea las agroexportaciones Piuranas son prioritarias. Esta prioridad comienza desde inicios de la financiación del proyecto “Frutos del Bosque”, con la firma del Acuerdo Comercial del Perú y la Unión Europea para facilitar la entrada de sus mercados, con la financiación del Proyecto PROBANANO que busca la competitividad, sostenibilidad del banano piurano; e implementación del Programa Euro Eco Trade.

La Unión Europea y el Proyecto PROBANANO, ejecutado por la Ong OIKOS que impulsa la Mesa Técnica de banano han contribuido a mejorar los estándares ambientales, sociales y laborales del banano peruano. Esta importante experiencia puede ser replicada con otros productos y regiones, en el marco de los Acuerdos Comerciales con la Unión Europea y otros países.
Mejor calidad de vida

El cultivo de banano orgánico no solo se ha convertido en un negocio rentable, sino también en el despegue de muchas localidades que ahora pueden acceder a mejores condiciones de vida, como una mejor educación, salud y recreación.
“Somos el segundo exportador de banano orgánico en el mundo, y el valle del Chira concentra más del 90% de esa producción y muy por detrás están los valles de Piura, Chepén y San Lorenzo. El mayor problema es para sacar la fruta sin que se eche a perder por las trochas carrozables. La inversión que hace el Gobierno en carreteras es grande, pero aún faltan vías de penetración y vías terciarias hacia los cultivos”, afirma Diego Balarezo Camminati, de la ONG Solidaridad, que trabaja junto a los bananeros en proyectos para mejorar la rentabilidad de sus cosechas.

Según cifras alcanzadas por la oficina de comunicación de la ONG OIKOS, el año 2001 se exportó un total de 7,996.080 kilos de esta fruta, lo que generó ingresos brutos por 2’408.642 dólares; mientras que en 2014 se exportaron 159,416.033 kilos de banano, generando un ingreso total de 119’201.953 dólares.

“La proyección a 2015 tiende a subir en un 20%, ya que hay condiciones propicias para incrementar la producción, así como un mejor manejo de plagas como la mancha roja, la existencia de plantaciones privadas en auge, y que no haya escasez de agua. En 15 años de vida de esta cadena se ha pasado de ocho contenedores semanales a 156 a la semana. El costo por caja de banano al exportarse se incrementó en los últimos años de 5.5 a 13.5 dólares”, expresa Balarezo.

Pero la mejora en la calidad de vida de estos pequeños agricultores no solo ha sido económica. Según explica Willy Paredes Berrío, representante de OIKOS y coordinador del Proyecto ProBanano, financiado por la Unión Europea, también ha contribuido a mejorar los estándares ambientales, sociales y laborales.
“Se han realizado numerosas campañas médicas en las localidades de Mallares y Querecotillo, en las que se atendió a 2,400 personas. Estas campañas cuentan con especialistas de Lima, se donan medicamentos y son financiadas por las mismas asociaciones de pequeños productores. Por nuestra parte, como ONG hemos apoyado con equipamiento de laboratorios y material educativo en colegios, sobre todo enfocado a la primera infancia”, informa.
Todos ganan

Pero la bonanza del banano no solo ha tocado a los pequeños agricultores, sino también a los obreros encargados del proceso de empaque de esta fruta, como lo corrobora el testimonio de Martín Saavedra de 33 años, natural del caserío La Noria, quien es el encargado de “lavar” los racimos de banano antes de ser empacados.

“Antes era complicado conseguir trabajo y teníamos que irnos a otros lados, dejando a nuestras familias, ahora tenemos más oportunidades, incluso por época escolar nos dan adelantos de sueldo y eso beneficia a nuestras familias”, refiere, mientras revisa uno a uno los bananos antes de pasar al proceso de empacado en Yacila, de la asociación Appbosa, una de las más grandes de la zona, ubicada en el sector 64 de Samán, distrito de Marcavelica, que empaca en promedio más de 600 cajas diarias de banano y emplea a más de 34 obreros.

Se trata de una de las asociaciones pioneras en la exportación de banano orgánico, según su gerente, Ronald Garrido Agurto, “se inició a raíz que venían las exportadoras a comprarle sus productos en chacra; pero ellos sentían que no les pagaban un precio justo, es ahí donde se organizó un grupo de pequeños productores y decidieron constituirse como asociación sin fines de lucro, han pasado once años en ese modelo de asociación donde la misma organización hace el proceso, les compra y exporta su fruta, y les pagaba un mejor precio”.

Demanda y competencia
“El banano orgánico peruano continúa abriéndose mercado a escala mundial, y hay otros países europeos y árabes, que han hecho pedidos y que aún no han sido atendidos, pero se espera llegar en los próximos meses”, así lo confirma Ramón Alcedo Jiménez, gerente del Grupo Hualtaco, que fue la empresa que exportó el primer contenedor de banano orgánico a Europa.

“Actualmente hay mucha demanda. Nosotros trabajamos con la exportadora Agrofair, que tiene la primera opción para enviar la fruta, pero si no puede cumplir con la demanda, entonces coordinamos con Promperú, y con las oficinas de Comercio Exterior para difundir el banano orgánico. Hace dos años ya entramos con fuerza a Japón, Corea, Estados Unidos y tenemos propuestas de Ucrania, Arabia, Kuwait y Rusia que aún no concretamos, pero que esperamos podemos hacerlo más adelante”, explica.

Cabe señalar que Hualtaco trabaja actualmente con las organizaciones UBOIC y la Central de Bananeros del Norte, que agrupa a ocho asociaciones, que en total albergan a 650 pequeños productores

Ofrecido por ProBanano Unión Europea http://www.elperuano.com.pe/

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

BetaVia
     Exberry logo PP
  image002Beneo logo
   Logo BC30Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|