Food News Latam - ¿Por qué la industria de alimentos y bebidas se mueve mejor con la ayuda del sol?

 

facebook  Twiter  In Youtube

¿Por qué la industria de alimentos y bebidas se mueve mejor con la ayuda del sol?

Biotecnología

Las ventajas que aporta el uso de energías renovables son innumerables y cada vez más países e industrias apuestan por aprovechar al máximo la energía que pueden brindarnos el viento, el agua y el sol.

Según el informe Renewables 2021 de la Agencia Internacional de Energía (AIE), el año pasado se pusieron en servicio casi 290 gigavatios (GW) de nueva energía renovable, un 3% más que en 2020, y la energía solar fotovoltaica por sí sola representó el 60% de toda la expansión en 2021, seguida de las energías eólica e hidroeléctrica.

La AIE pronostica que a nivel mundial, el crecimiento de la capacidad renovable se acelerará en los próximos cinco años: aumentará en más de 60% entre 2020 y 2026, alcanzando más de 4,800 GW. China lidera esta aceleración, con 43% del crecimiento global de la capacidad renovable, seguida de Europa, Estados Unidos e India. Estos cuatro mercados por sí solos representan el 80% de la expansión de la capacidad renovable en todo el mundo.

La potencia asiática ha abrazado el compromiso de alcanzar la neutralidad de carbono antes de 2060, y desea alcanzar su objetivo incluso en un plazo más corto, mediante estrategias como la disponibilidad de contratos a plazo, una mejor integración de la red, así como competitividad de costos de la energía eólica terrestre y solar fotovoltaica en comparación con la generación de carbón. Esto le permitirá alcanzar 1,200 GW de capacidad total de energía eólica y solar fotovoltaica antes de 2030.

En México, la utilización de recursos renovables se vuelve casi un imperativo ante el constante incremento de las tarifas de electricidad (un promedio anual de aproximadamente 8%); además, las empresas y la sociedad en general buscan opciones de generación de energía, como la solar, que les permitan disminuir gastos y ser más sostenibles.

El monitor de precios de generación solar distribuida en México reporta que de 2017 a 2020, los contratos de interconexión registrados, según la Comisión Reguladora de Energía (CRE), tuvieron una tasa de crecimiento de aproximadamente 21%, mientras que la capacidad instalada de generación distribuida aumentó a una tasa de 22% en el mismo periodo, lo que da cuenta del creciente interés de los mexicanos en hacer uso de la energía inagotable del sol. Tan solo Enlight, empresa líder en México en desarrollar e instalar tecnología para generar y almacenar energía solar fotovoltaica en industrias para descarbonizar sus procesos, en 2021 generó 177 GWh de energía limpia, y ayudó a mitigar 102,877 toneladas de CO2.

Son varios los factores que alientan a incorporar las energías renovables en nuestro país. De inicio, México presenta condiciones ideales para el aprovechamiento de la energía solar, ya que la irradiación global media diaria en el territorio nacional es de alrededor de 6.36 kWh/m2. De acuerdo con el Banco Mundial, México es uno de los 70 países que cuenta con condiciones ideales para generar energía solar fotovoltaica, debido a su ubicación geográfica y las condiciones climatológicas.

Asimismo, la ley del ISR contempla incentivos fiscales para las empresas que utilicen energías renovables. De acuerdo con ésta, un sistema de paneles solares puede deducirse de impuestos al 100%, lo cual acelera significativamente el retorno de inversión y añade un elemento adicional de rentabilidad a cualquier proyecto: las tarifas de electricidad se reducen considerablemente, la eficiencia energética aumenta y la huella de carbono disminuye. Además, una empresa con conciencia ambiental no solo es socialmente responsable, también se vuelve más atractiva para sus stakeholders, con lo que aumentan su prestigio y rentabilidad.

La adopción de la energía solar en México ya no es una esperanza a futuro, sino una realidad, y una de las industrias que más está aprovechando la eficiencia y potencia energética de este recurso inagotable es la que produce alimentos y bebidas. El despliegue de instalaciones solares en estados como Irapuato, San Luis Potosí, Monterrey o Mazatlán evidencian que esta industria apuesta a encaminarse por un futuro más limpio y sustentable.

La instalación de estos sistemas ha representado ahorros significativos en las facturas eléctricas y costos de producción; también ha aliviado la incertidumbre que representa un posible apagón o insuficiencia energética, especialmente en un sector donde el producto debe ser tratado con extremada cautela para mantener los más altos estándares de calidad e higiene, evitando mermas en los productos.

Asimismo, los sistemas fotovoltaicos con almacenamiento permiten reducir las mermas provocadas por los cambios de voltaje, intermitencias y problemas de la red eléctrica, ya que la línea de producción jamás se detiene, así como otros aparatos de vital importancia como refrigeradores y congeladores que mantienen los insumos en la temperatura ideal. Debido a esto, las instalaciones fotovoltaicas en la industria de alimentos y bebidas es una ventana de oportunidad para diversificar las tecnologías, descarbonizar procesos, reajustar presupuestos y encaminarse hacia un mejor futuro.

Suscribase Newsletter semanal food

-

_

Proveedores Destacados

 

  Logo Sweegen
           doehler logo
    Logo Synergy    Plant-based
    Exberry logo PP
         Logo Tomra
           Beneo logo
Oterra
Logo Corbion new
   Logo BC30  Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
|