Food News Latam - El difícil desafío de despachar a domicilio una pizza a buena temperatura

 

facebook  Twiter  In Youtube

El difícil desafío de despachar a domicilio una pizza a buena temperatura

Latinoamérica

Llegó el invierno en muchos países y los pronósticos apuntan a que las temperaturas llegarán a mínimas históricas, situación que afectará particularmente al delivery, porque será mucho más complejo que los productos lleguen a buena temperatura a los domicilios.

En este sentido, uno de los productos que más sufrirá es la pizza, dado que la temperatura es clave para que los ingredientes estén sabrosos y los clientes tengan una buena experiencia.

En este sentido, el maestro pizzero de la Associazione de la Verace Pizza Napoletana, Julio Cuevas, quien trabaja junto a ICB Food Service, empresa líder en importación y distribución de alimentos para el canal Horeca en Chile, le explica a los clientes qué tipos pizzas pedir en invierno, en qué fijarse y qué hacer si ésta llega helada a casa, así como le entrega tips a los restoranes para que sepan cocinar pizzas con mayor resistencia a las bajas temperaturas.

Consejos para los restaurantes y delivery:

● Cocinar a más temperatura que lo habitual: La pizza no se cocina a 200 ni a 300 grados en época invernal, es recomendable hacerlo desde los 350 grados hacia arriba.

● El aceite de oliva en la masa es clave: Excepcionalmente, en el caso particular de la pizza napoletana, que es más laxa y habitualmente se cocina a 400 grados, se recomienda incorporar en la receta de la masa un poco de aceite de oliva u otro tipo de grasa, porque al momento de recalentarla al llegar a domicilio, la pizza revive y se siente más fresca. Esto es válido para todo tipo de masas.

● Invertir en cajas forradas en aluminio para el despacho: Existen cajas de pizza que son forradas con aluminio por dentro. Se pueden comprar por Aliexpress o Leefood y si bien son un poco más caras, asegura que los clientes tendrán una mejor experiencia y vuelvan a ordenar una pizza. Una alternativa más económica es usar una caja de cartón corrugado, con doble pared, que permite mantener más tiempo la temperatura.

● Reemplazar ingredientes, o enviarlos aparte: En caso de la pizza napoletana, se recomienda cambiar la mozzarella fior di latte, por un queso más estable para que el producto llegue en mejores condiciones, dado el tipo de transporte. Si la preparación lleva hojas verdes o tomates cherry, una buena opción es enviarlos a un lado de la pizza en un pocillo cerrado para resguardar su integridad, ya que, de lo contrario, llegan re cocinados.

● Limitar el radio de entrega: La pizzería tiene que olvidarse de querer distribuir en un rango mayor a los 10 kilómetros, o a clientes que vivan a más de 15 minutos de distancia puesto que entregar en un radio mayor no garantiza la calidad de la pizza la cual se va a humedecer en demasía.

Consejos para los consumidores:

● Prender el horno al máximo apenas se pida la pizza: Precalentar el horno al máximo por unos 20 minutos. Al llegar la pizza, ponerla en el medio del horno, mantener la temperatura al máximo, y meterla por 1 a 2 minutos para que reciba un shock de calor. Con esto se expanden y dilatan los gases producto de la maduración y fermentación, así permite evaporar la “condensación” que produce el despacho. Además, poniendo la pizza máximo dos minutos, evitamos que se vuelva a cocinar, se deshidrate y quede dura.

● Preferir pizzas romanas o argentinas: Es bueno preferir pizzas que llevan aceite de oliva en su masa, porque al recalentarlas, se vuelven a sentir frescas, como ocurre con la Italiana, Romana o la Argentina. También son buenas opciones la In Teglia y la In Pala.

● Preferir las pizzas con carne: La grasa mantiene mejor su temperatura, y al recalentarla, se infusiona toda la mezcla y da la sensación de frescura.

● ¿Y si soy vegetariano?: Se recomienda optar por una focaccia o una fugazzetta argentina, ya que funcionan muy bien con climas fríos, porque son preparaciones que llevan aceite de oliva en su masa. Además, no tienen vegetales que boten agua en exceso.

Preferir pizzas sin elementos que rueden o se deslicen: Es importante tener presente que el delivery lleva las cajas en diagonal y no en las mejores condiciones, habiendo también mucho movimiento dentro de la caja. Por lo mismo, las que ocupan queso fior de latte, tomate cherry o toppings muy húmedos, además de frías, llegan desarmadas.

Dato útil para restaurantes:

¿Dónde comprar al por mayor?

“En la plataforma de ICB Food Service pueden encontrar muchos productos de calidad, en altos gramajes o al por mayor, para que los restoranes puedan hacer una pizza perfecta. Por ejemplo, tenemos excelentes opciones de aceites de oliva para la preparación de masas, así como distintos tipos de jamones, quesos y otros embutidos para lograr una exquisita preparación”, explica Alfonso Ugarte, gerente de ventas de ICB Food Service.

En ICB Food Service contamos con un catálogo especial para pizzeros, con más de 300 productos que se pueden comprar por nuestro e-commerce. A continuación, los productos más vendidos:

Queso mozzarella en barra Molfino

Queso mozzarella en hebras Leprino

Salsa de tomate italiano entero La Torrente

Salsa de tomate en cubos La Torrente

Tocino premium laminado Sugardale

Pepperoni ultradelgado Sugardale

Suscribase Newsletter semanal food

-

_

Proveedores Destacados

 

  Logo Sweegen
           doehler logo
    Logo Synergy    Plant-based
    Exberry logo PP
         Logo Tomra
           Beneo logo
Oterra
Logo Corbion new
   Logo BC30  Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
|