Food News Latam - Procurar el maíz del mañana ¿qué está haciendo Kellogg al respecto?

 

facebook  Twiter  In Youtube

Procurar el maíz del mañana ¿qué está haciendo Kellogg al respecto?

Cereales / Panadería México

De la mano con el CIMMYT, Kellogg busca fomentar en este Día Nacional del Maíz una agricultura de conservación que genere un mejor aprovechamiento de los recursos y más eficiente producción.

Conmemorando el Día Nacional del Maíz, se prevé adoptar estrategias para aprovechar el 30 % del agua de la lluvia, reducir 25 % de emisiones de gases de efecto invernadero, así como aumentar 10 % la eficiencia de fertilizantes.

El maíz es la base de la alimentación y la fuente principal de energía de la dieta de los mexicanos. Se trata del cultivo de mayor importancia histórica y cultural en el país, con un consumo per cápita de alrededor de 196.4 kg al año 1.

Este 29 de septiembre conmemoramos su presencia en nuestro territorio, exaltando sus contribuciones a nuestra identidad nacional y reconociendo la labor de campesinas y campesinos, productoras y productores, así como de organizaciones de múltiples sectores para traerlo desde el campo hasta nuestra mesa.

Esta fecha nos invita a reflexionar las razones detrás de la relevancia de dicha cosecha en México y el mundo. Tal y como señala la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), hoy en día el maíz es el segundo cultivo más producido en el mundo después del trigo.

Ésta es una siembra muy amigable, pues tiene la capacidad de crecer en ambientes diversos y continúa expandiéndose a nuevas áreas. No obstante, cabe destacar las afectaciones que el cambio climático trae a la agricultura y a la producción de maíz. El 24 % del total de emisiones de gases de efecto invernadero son generados por el sector de la alimentación, afectando directamente la salud del consumidor y del
planeta.

Los suelos cada vez están más degradados y las áreas productivas disminuyen debido al crecimiento poblacional y a la expansión urbana.
Frente a este panorama, empresas como Kellogg toman acción para apoyar a productores de maíz amarillo en México y fomentar el cultivo sostenible en el campo de la zona.

En el caso de la región del
Bajío, con el apoyo técnico del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), lograron sumarse miles de hectáreas impactadas con prácticas sustentables en los ciclos de siembra de años pasados. Cientos de productoras y productores han sido asesorados sobre el ciclo de la siembra, siendo orientados en cada paso del proceso: adquisición y correcto precio de las semillas, uso de maquinaria, manejo de suelo, fertilización, entre otras capacitaciones impartidas por expertos.

A su vez, Kellogg apuesta por nuevas técnicas para trabajar el maíz que garanticen el bienestar de los consumidores y el medio ambiente. Con el programa de apoyo al abastecimiento responsable, consolidado en 2017, se busca proveer a los campesinos mexicanos con una serie de técnicas que impulsen los procesos de producción y el cuidado de la tierra.

“Este plan es parte de una estrategia formativa que el CIMMYT imparte a la agroindustria. Su objetivo es brindar guía y soporte en agricultura de conservación para que, tanto empresas como productores, tomemos mejores decisiones e implementemos prácticas responsables en materia de medio ambiente,

De acuerdo con la Planeación Agrícola Nacional 2017-2030 de la SAGARPA (desarrollo económico e inclusión social,” señala Víctor Marroquín, presidente y director general de Kellogg México.

El programa prevé que para 2024 en México se aprovechará 30 % del agua de la lluvia, se alcanzará 10 % mayor eficiencia en el uso de fertilizantes y se disminuirá hasta en 25 % las emisiones de gases con efecto invernadero. A su vez, en los próximos dos años se planean obtener 190,000 toneladas de maíz amarillo de forma sustentable y satisfacer la demanda de la región entera.

 La humanidad consume cada año más de mil millones de toneladas de maíz, forzando a las comunidades a considerar alternativas que aseguren la presencia de semejante cultivo en el futuro. La producción sustentable resulta clave para reducir el impacto del cambio climático y asegurar el bienestar de las generaciones futuras.

Las iniciativas emprendedoras y sustentables serán claves para garantizar la cobertura de la demanda regional en años futuros.

Para las compañías, como Kellogg, el camino a seguir está en incorporar a la cadena de valor y producción las prácticas más eficientes para impactar positivamente al planeta. Estas iniciativas sustentables simbolizan el vínculo entre los seres humanos y la naturaleza, demostrando que un proceso de producción puede beneficiar a todos los involucrados.
 

Suscribase Newsletter semanal food

-

_

Proveedores Destacados

 

  Logo Sweegen
           doehler logo
    Logo Synergy    Plant-based
    Exberry logo PP
         Logo Tomra
           Beneo logo
Oterra
Logo Corbion new
   Logo BC30  Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
|