Food News Latam - Maíz resistente al glifosato con Innovaciones tecnológicas

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Maíz resistente al glifosato con Innovaciones tecnológicas

Colombia Bioseguridad

Innovaciones tecnológicas como herramientas físicas, recursos genéticos y datos, que cualquiera puede utilizar, han permitido avanzar en estudios como el del maíz resistente al glifosato que desarrolló la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).
La innovación fue propuesta por el equipo del profesor Alejandro Chaparro, de la Facultad de Ciencias de UNAL, quien explica que en el mundo ya existían plantas con estas características, como la soya, y que la clave está en un tipo de fragmento de ADN conocido como casete, que al introducirlo en la planta da esas propiedades. El problema radicaba en que esos casetes suelen estar protegidos por patentes.

Agrega que “para ver si era posible usar tecnologías de dominio público hicimos ingeniería inversa, es decir, explorar el resultado que queríamos obtener y analizar de ahí para atrás cada paso del proceso y determinar si existía una opción libre de uso, como el casete mismo, las cepas bacterianas que se usan para introducir el ADN en la planta, los protocolos de cultivo, etc.”.

El trabajo rastreó los elementos que componían el casete y que eran de dominio público, luego se usaron herramientas libres para diseñar esa secuencia de ADN ideal y la enviaron a fabricar a China.

Ocho semanas después recibieron la secuencia lista para investigar en el laboratorio, también usando protocolos de dominio público, y con base en el Decreto 4525 de 2005, el grupo del doctor Chaparro buscó que su maíz fuera autorizado por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para alimentación humana y animal.

Para eso debía responder, entre otras preguntas, sobre su desempeño agronómico y su inocuidad, es decir que no cause problemas en quienes lo consumen. “Para las pruebas de evaluación usamos información pública en la que se valida la tecnología con más de 20 años de estudios”, dice el profesor Chaparro.

El proyecto ya obtuvo la Resolución 13025 de 2019 del ICA, que permite sembrar ese tipo de maíz con la modificación genética en varias regiones de Colombia, y hoy se analiza su inocuidad para recibir la autorización de uso en alimentación.

Dos manuales para uso del dominio público

En el caso de lo agro-biotecnológico, el uso de dominio público es tan relevante que en 2020 la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) publicó dos manuales con esas herramientas.

Existen tres escenarios en los que se pueden aprovechar las herramientas del dominio público y común: cuando expira una patente, cuando desde el inicio esas innovaciones se entregan “libres”, o cuando están disponibles con un mínimo de condiciones.

Carolina Roa, microbióloga, abogada y consultora del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), explica que en el centro de esos desarrollos se encuentran todos los bienes tangibles e intangibles que se necesitan.

“Hay que pensar el dominio público como una piñata. Cuando se rompe salen todos los dulces, y quien puede los toma. Los bienes libres están ahí para que se beneficie quien pueda usarlos”, agrega la consultora Roa.

Existen ejemplos de recursos importantes abiertos al público, como la iniciativa de biología sintética OpenPlant, abanderada por la Universidad de Cambridge, en la que ponen a disposición sus herramientas y lo único que se solicita a cambio es la atribución, es decir, que se le dé crédito y notifique al autor o inventor, o el caso de la Public Domain Gazette, una base de datos de tecnología libre de patentes o “nacidas libres”.

Dominio público en la UNAL

El profesor Óscar Lizarazo, de la Facultad de Derecho y coordinador académico de posgrados en Derecho Privado Económico, indica que la idea de que la propiedad intelectual es exclusiva del Derecho es errada, y explica que UNAL tiene cerca de 80 patentes, pero muchas otras de sus tecnologías están en el dominio público.

“Ese es el caso del programa Madre Canguro, que fue un método desarrollado en la Universidad que no se protegió y se liberó; también existen algunas variedades vegetales investigadas en la Institución, pero libres para el uso de terceros”.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

BetaVia
     Exberry logo PP
  image002Beneo logo
   Logo BC30Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|