Food News Latam - Reinvención de los Detectores de Incendio en las Instalaciones de Almacenamiento en Frío de Alimentos

 

facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Reinvención de los Detectores de Incendio en las Instalaciones de Almacenamiento en Frío de Alimentos

Estados Unidos Control Calidad

La tecnología avanzada de detección de incendios es capaz de detectar humo lo más temprano posible, a la vez que minimiza las falsas alarmas y el mantenimiento, incluso en instalaciones de almacenamientos de alimentos refrigerados y congelados. Los riesgos de incendios se pueden presentar en lugares de almacenamiento en frío, sin importar las temperaturas bajas que generalmente van de – 40°C (– 40°F) a 18°C (65°F) (cuando se trata de alimentos son más frías).

Algunas de las razones por las que ocurren los incendios en los lugares de almacenamiento en frío abarcan problemas con la distribución eléctrica, equipos de iluminación, fallas en los equipos de transporte (cintas transportadoras), operaciones de mantenimiento (trabajo en caliente) e incendios provocados.

Pueden presentarse desafíos para detectar incendios en los lugares de almacenamiento en frío. Las condiciones ambientales de las temperaturas en funcionamiento, la humedad baja y un alto flujo de corriente de aire ocasionan que el humo se diluya significativamente y el volumen de estanterías altas de almacenamiento puede afectar el flujo de aire impidiendo que los sistemas de detección de humo convencionales detecten un incendio.

“Los detectores de humo convencionales no están diseñados para funcionar en la industria de alimentos, en temperaturas bajo cero”, dice Khaleel Rehman, directora de desarrollo de soluciones avanzadas para la detección de incendios, Honeywell.

Según Rehman, las temperaturas bajo cero y el hielo denso que viene con el almacenamiento en frío podrían afectar el desempeño y funcionamiento de los sistemas convencionales de detección de incendios, sobre todo en lugares de almacenamiento en frío con mucho volumen y techos altos.

Representa grandes desafíos disuadir las falsas alarmas y también del mantenimiento de los detectores de humo. Los detectores que se instalan en lugares de difícil acceso (techos altos o entre estantes) deben estar dispuestos en lugares físicamente accesibles para las labores de servicio y mantenimiento. Esas actividades pueden llevar tiempo, interrumpir las operaciones del piso y poner en riesgo la seguridad del personal.

Optimizar la Detección de Humo en Lugares de Almacenamiento en Frío
Como alternativa, la tecnología ASD es una opción más efectiva para la detección a tiempo y no requiere acceder físicamente a las áreas de techos altos, por encima de los estantes altos en las instalaciones de almacenamiento en frío para hacer el mantenimiento.

De acuerdo con Rehman, para los propósitos de almacenamiento en frío en la industria de alimentos, los detectores de humo por aspiración Honeywell VESDA VEU son adecuados. El sistema extrae muestras de aire mediante un proceso continuo a través de orificios que viajan a lo largo de un tubo industrial duradero ensamblado a lo largo de las paredes y techo.

Mientras que algunos productos ASD utilizan una fuente de luz LED y uno o más receptores de foto, el detector Honeywell VESDA VEU utiliza una cámara de detección provista de un láser de longitud de onda corta, un generador de imágenes CMOS y múltiples fotodiodos. Las imágenes directas de partículas muestreadas se obtienen utilizando la cámara CMOS, permitiendo que se generen datos de su tamaño, color y forma. La información adicional de los cinco fotodiodos permite medir la luz que se dispersa en diferentes direcciones.

Con información más detallada para analizar, la unidad puede diferenciar el humo de otros factores que podrían causar falsas alarmas perturbadoras. Para entornos de almacenamiento en frío donde las partículas de polvo en el aire pueden estar presentes y algunos sistemas las confunden como humo, el rechazo de polvo de la unidad y el análisis de datos pueden minimizar las alarmas molestas al menos tres veces en comparación con tecnologías similares.

Las cámaras supersensibles del detector y la muestra recolectada pueden dar una alerta de incendios lo más temprano posible en los grandes espacios abiertos con altas corrientes de aire. El detector combina el filtro inteligente con una barrera avanzada de aire puro para una protección óptica, que brinda una detección de alerta temprana y una cámara de detección duradera que no necesita recalibración.

“Los lugares de almacenamiento en frío necesitan sistemas superiores de detección de humo e incendio provistos de un enfoque de diseño basado en el rendimiento como VESDA VEU, que está diseñado para funcionar de forma confiable bajo condiciones adversas, bajo cero. Es capaz de detectar humo de forma temprana mientras que otros sistemas de detección estándares no pueden. En comparación con los sistemas de detección tradicionales que utilizan firmas de calor, puede detectar humo ardiente significativamente más rápido”, dice Rehman.

El sistema se vale de técnicas especiales que lo hacen confiable al máximo en temperaturas bajo cero. Los puntos de muestreo están ubicados dentro del área de almacenamiento en frío de una instalación, mientras que el sistema de detección se instala fuera de las temperaturas bajo cero. Esto contribuye con el respaldo del sistema y permite que el personal que realiza el mantenimiento pueda tener acceso más rápidamente.

Suscribase Newsletter semanal food

ING  CARN 

PAN z CON  

Nuevos Productos

 

CPKelco logo
Oterra
AllandRobert logo
            DSM Logo
             IAE
BetaVia
     Exberry logo PP
  image002  Beneo logo
   Logo BC30  Logo Wellmune
   Rousselot Peptan
     Agropur Logo
Logo Tomra
|